Header Ads

ad

Joan Sebastian



José Manuel Figueroa (nacido en Juliantla, México, 8 de abril de 1951), conocido artísticamente como Joan Sebastian, es un cantante, compositor y actor. También es conocido por el público bajo los alias de «Rey del Jaripeo»,1 «Poeta de Juliantla»2 y «Huracán del Sur».3 A lo largo de su carrera musical ha sido acreedor de cinco premios Grammy y siete premios Grammy Latinos


A los 17 años empezó su carrera musical y dejó el seminario. Debido a la dificultad de ganarse una vida como cantante, se vio obligado a desempeñarse como asistente administrativo en el Centro Vacacional Oaxtepec, un complejo hotelero y turístico en Morelos. En 1968, la cantante y actriz Angélica María, visitó el balneario de Oaxtepec, y mientras hacía una reservación en el conjunto hotelero escuchó a Sebastian cantar algunas canciones, y convencida de su talento le dio el teléfono del músico y productor Eduardo Magallanes para que se pusiese en contacto.8 10 11 Ese año, con la idea de probar suerte como cantante, fue a la Ciudad de México para contactarse con Magallanes, pero este se encontraba en una gira de conciertos. Aun así, intentó conseguir inútilmente un contrato con el sello discográfico Discos Orfeón.9

Tras varios meses en búsqueda de una audición musical en la capital mexicana, conoció al productor Chucho Rincón de la empresa disquera Discos Capitol, quien en un principió no le tomó en cuenta, pero fue tan notoria la desilusión del joven cantante que le dio la oportunidad para que se presentase al día siguiente e interpretase cuatro temas musicales. Después de que transcurriesen seis meses de su audición con Rincón, salió a la venta su primer álbum titulado Sueño y lucha.10 La primera canción que grabó para el disco fue «Descartada»,12 la cual tuvo éxito,13 en especial en Ciudad Obregón, Sonora, ya que se vendió alrededor de doce mil copias.9

Es así que lo programaron en Radio Variedades, donde se tocaban sus canciones y para agradecerle al programador dejó en la recepción de la emisora una caja de aguacates. Sin embargo, su música ya nunca más fue transmitida allí, por lo menos en los próximos cinco años. Su gesto fue interpretado como una burla, porque al programador sus compañeros de radio le comenzaron a decir «El Aguacate». Con el tiempo este ejecutivo fue reemplazado por su asistente, Elías Cervantes, quien volvió a programarlo. En ese momento José Manuel Figueroa decidió cambiarse el nombre por uno más artístico, Joan Sebastian.

No hay comentarios